Prácticamente cualquier tipo de vehículos. Cuanto más liviano, menos energía necesita para movilizarse y menor el costo de las baterías.